Una flota franco-española desembarcó en la isla, en manos británicas desde la Guerra de Sucesión, y rindió el fuerte de San Felipe, dejando casi 200 muertos y más de 1.000 prisioneros

https://www.larazon.es/cultura/historia/20220204/i7eluoaq4zdljokzjyhtmo6ta4.html