Por sus bajos honorarios, esta figura médica ampliamente extendida hasta el siglo XVIII fue la única a la que podía recurrir la mayoría de los ciudadanos para sacarse una muela, hacerse sangrías, recomponerse un hueso roto, realizarse una cirujía, cortarse el pelo y afeitarse. Todo en uno

https://www.abc.es/historia/abci-barbero-cirujano-extrano-y-unico-sanitario-tuvo-acceso-mayoria-poblacion-durante-siglos-202011120108_noticia.html