Su ministro de Propaganda le convenció de que los Juegos podían ser un escaparate para mostrar al mundo la grandiosidad del Reich y la supremacía aria

https://www.lavanguardia.com/historiayvida/historia-contemporanea/20210801/7627008/berlin-1936-juegos-olimpicos-hitler-queria.html