Un día como hoy de 1951, el presidente estadounidense dio luz verde a experimentar con el arma más siniestra y destructiva creada hasta la fecha: a su lado, la bomba de Hiroshima parece una simple chispa

https://www.larazon.es/cultura/20210512/gfoq42yv6naavnf2hqakvsftvq.html