En el año 43 d.C., el emperador Claudio envió las legiones romanas a Britania. Circulaban terribles rumores sobre esta isla, por lo que se trataba de una empresa arriesgada pero que daría enorme gloria a quien la lograse. Su conquista duró más de un siglo y nunca llegó a completarse.

https://historia.nationalgeographic.com.es/a/britania-irreductible-isla-druidas_15892