Analizar nuestro papel histórico en la construcción de nuestras ciudades nos permite apropiarnos de su futuro. Regresar a las calles es un ejercicio de transformación social que nos recuerda que lo urbano es político

https://elpais.com/planeta-futuro/seres-urbanos/2021-12-29/caminar-el-presente.html