Me fascina detectar la huella viva del pasado en las arquitecturas urbanas; sobre todo en los barrios modernos -los «ensanches»-, que nos sugieren una vida social muy próxima a nosotros, y de la que la nuestra es simple continuación y evolución.

https://elpais.com/diario/1998/03/03/opinion/888879604_850215.html