Ni los bombardeos ni los robos ni las filtraciones que el monumento había sufrido a lo largo de los siglos lo habían amenazado de manera tan tremenda como los diminutos y dentados agentes blancos.

https://www.lavanguardia.com/cultura/20201219/6132328/reto-termitas-monumentos-enemigo-cultura.html