La persecución de los herejes protestantes por la reina María I, la primera reina de Inglaterra, le valió el título de María la Sanguinaria o Bloody Mary.

https://www.larazon.es/cultura/historia/20211214/zrjpl3crtna47b7b6yvvscmxrm.html