Sabiéndose en el punto de mira, el pintor optó por regalar las estampas a Carlos IV. Una edición de la serie se puede visitar hoy en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid

https://www.elmundo.es/cultura/arte/2020/12/26/5fd8fa8a21efa0aa2d8b45dc.html