Daniel Aquillué documenta los feroces asedios a Zaragoza y la empecinada resistencia de nombres anónimos, más allá de la de Agustina Saragosa i Domenech, que entorpeció los planes del ejército napoleónico

https://www.larazon.es/cultura/20210509/hycemqibybbgna26h3z5utkzlq.html