El texto que se ha traducido tenía 4.400 años de antigüedad y estaba inscrito en un jarrón funerario

https://www.larazon.es/cultura/20201227/rianeistxrbjzdyo4dqanbtmmy.html