Hasta esta semana, lucía bajo un cristal en su emplazamiento original, la angosta tumba del monarca que llegó al trono con 12 años y murió cuando rondaba los 20

https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2019/07/17/5d2f7a04fdddffe8bc8b47ea.html