El 2 de julio de 1885, sin previo aviso y de incógnito, el Rey salió de Madrid y visitó el Real Sitio, epicentro de la epidemia que asolaba España, en un gesto que le valió el reconocimiento del pueblo de Madrid y el resquemor del Gobierno

http://El 2 de julio de 1885, sin previo aviso y de incógnito, el Rey salió de Madrid y visitó el Real Sitio, epicentro de la epidemia que asolaba España, en un gesto que le valió el reconocimiento del pueblo de Madrid y el resquemor del Gobierno