La iniciativa final de que el busto viniera a España, tras unos años de negociaciones, fue francesa y Francisco Franco aprovechó los intereses de Philippe Pétain de congraciarse con España para acordar el regreso

https://www.larazon.es/cultura/historia/20211121/hapmm4erfncelaeixxpnym7l54.html