William Kidd, corsario y pirata, fue colgado por el cuello hasta morir en Londres el 23 de mayo de 1701. Siempre actuando en precario equilibrio entre la legalidad y el delito, al final fue condenado por piratería por quienes antes le habían apoyado

https://historia.nationalgeographic.com.es/a/final-capitan-kidd-temido-pirata-ingles_14274