La ermita de San Gregorio Magno, en Aguaviva (Teruel), del siglo XVII, está en riesgo de derrumbe y guarda un testimonio que se convirtió en patrimonio pero fue vandalizado: el paso de un brigadista que falleció en el frente en 1938

https://www.larazon.es/cultura/20210122/2n5udvpqrbbpfmujib5wulfsey.html