Heinrich Schliemann soñó de niño que la ciudad descrita por Homero en la ‘Ilíada’ existía, al contrario de lo que opinaba el mundo de la arqueología, y dedicó toda su vida a enriquecerse solo para pagar sufragar su búsqueda y la excavación en 1872

https://www.abc.es/archivo/abci-loco-sepulto-salud-fortuna-y-familia-descubrir-troya-ciudad-perdida-durante-3000-anos-202104080115_noticia.html