En el caluroso verano de 1522, el séquito del Emperador avanzó con lentitud hasta Palencia con la esperanza de reunirse con Adriano y agradecerle sus servicios como regente de Castilla durante su ausencia. Pero supo por el camino que su apreciado Adriano ya había zarpado a Roma a reclamar la tiara papal sin esperarle a él

https://www.abc.es/historia/abci-papa-barbaro-reino-espana-y-aplasto-rebeldes-comuneros-202104240107_noticia.html