El 20 de julio de 1969, a las 22:56 horas, Neil Armstrong pisaba la Luna tras más de 100 horas de misión. Era, sí, “un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la Humanidad”. 18 minutos después Buzz Aldrin se une a su compañero y exclama: “Magnífica desolación”. José Manuel Sánchez Ron celebra 50 años de este hito

https://elcultural.com/el-sueno-del-homo-sapiens