La historia prueba que las teorías conspiratorias son contraproducentes: ni los dioses enviaban la peste, ni esta causó la caída del Imperio

https://elpais.com/cultura/2020/04/07/babelia/1586247782_471052.html