Hace tiempo que las fronteras entre los medios artísticos han saltado por los aires. Los objetos dialogan con el espacio, son escenario de performances y materia prima de vídeos que acarician sus superficies. La escultura se ha convertido en un fértil campo de cultivo en el que sobresalen las mujeres. En El Cultural hemos destacado a ocho jóvenes imprescindibles a los que no hay que perder la pista. En sus trabajos subyace una preocupación por la realidad que les rodea, por las pequeñas historias. De delgadas láminas de madera a elementos de construcción, hierro, escayola, cemento pero también cerámica, vidrio, papel, textiles, pelo y agua. Lo cotidiano es político. Recorremos sus proyectos más recientes.

https://elcultural.com/escultura-fuera-de-horma