Se encarniza la competición entre las tecnologías avanzadas y el contacto directo con la obra artística. El último taquillazo son las experiencias inmersivas con artistas clásicos, mientras los contemporáneos piden paso

https://elpais.com/babelia/2022-01-08/exposiciones-de-arte-inmersivas-todo-por-van-gogh-pero-sin-van-gogh.html