Quería un estado propio, pero ni su indudable talento, ni la eliminación de rivales ni los matrimonios de conveniencia de su hermana bastaron para lograrlo

https://www.lavanguardia.com/historiayvida/edad-moderna/20200616/481779180360/cesar-borgia-renacimiento-alejandro-vi-lucrecia-conspiracion.html