Entre críticas, amenazas y llamadas de atención, Miguel Ángel Buonarotti se encargó entre 1508 y 1512 de pintar de manera majestuosa los icónicos frescos

https://www.larazon.es/cultura/arte/20220215/bgdm3xumcfcezjsz2ogkx4e6s4.html