Durante siglos, la humanidad creyó que las pestes tenían su origen en unos vapores asesinos. Hoy, esas miasmas que nunca existieron también mueren como concepto

https://elpais.com/eps/2021-05-16/la-palabra-miasma.html