La pintura, que representa una escena colonial en la que aparecen esclavos, está protegida por las leyes de patrimonio británicas que protegen el mural frente a alteraciones

https://www.larazon.es/cultura/arte/20220217/gqtvqmwtpvc47gbli6wu5rflfm.html