Después de su victoria en las Termópilas, el monarca se sintió libre de avanzar con su mastodóntico ejército hacia Atenas e iniciar el saqueo del Ática arrasando los santuarios de la Acrópolis ateniense. Ninguno de los autores griegos que le presentaban como un hombre débil, mujeriego y controlado por los eunucos podían disimular que, en verdad, sentían fascinación por sus riquezas y su poder

https://www.abc.es/historia/abci-verdad-sobre-jerjes-persa-degenerado-clavo-lanza-espartano-leonidas-201706010056_noticia.html#vca=mod-lo-mas-p3&vmc=leido&vso=historia&vli=portadilla.historia&vtm_loMas=si