Gracias a la contaminación por plomo hallada a 3.000 metros de profundidad

https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2018/11/05/5bdf3de1e2704e59598b45c8.html