Algunas interpretaciones rabínicas aseguran que durante la creación aparece insinuada una tercera presencia humana, Lilith, que hunde sus orígenes en la tradición mesopotámica. El Judaísmo no la ha deificado, pero la ha empleado para introducir el concepto del mal ligado al erotismo femenino

https://www.abc.es/cultura/20150914/abci-lilit-mujer-adan-tradicion-201509132022.html#vca=mod-lo-mas-p5&vmc=leido&vso=cultura&vli=portadilla.cultura&vtm_loMas=si