Como resultado de la revolución americana en el siglo XVIII, los británicos necesitaban un sitio alternativo para aliviar el hacinamiento de sus cárceles. La solución fue Australia.

https://www.larazon.es/cultura/historia/20211123/nu2etaewwrbolo6e6rdlhvgn2a.html