Fueron los mejores espías rusos en Gran Bretaña. Pasaron secretos de incalculable valor, como el proyecto atómico. La reciente muerte de Le Carré, quien se inspiró en uno de ellos, y una miniserie en Filmin han recuperado sus nombres

https://www.larazon.es/cultura/20210103/yc6qdhbnx5hqli3gvijnjectji.html