Los nervios diagonales de Notre Dame sirvieron como modelo a incontables edificios medievales, desde Reino Unido hasta Rumanía y desde Dinamarca hasta España

https://elpais.com/cultura/2019/04/16/actualidad/1555445289_380055.html