Un comité de investigación confirma que los restos hallados en Yekaterimburgo pertenecen al zar Nicolás II y su familia, fusilados por los bolcheviques en 1918, pero la iglesia no reconoce la evidencia científica

https://elpais.com/revista-de-verano/2020-08-30/los-romanov-un-caso-abierto.html