Militar brillante y valiente, durante años fue el aliado más fiel de Julio César, y tras el asesinato de su mentor parecía destinado a convertirse en el nuevo hombre fuerte de Roma. Pero sus errores de gobierno, su desprecio hacia el futuro Augusto y su pasión por el lujo y por Cleopatra acabarían acarreándole la ruina.

https://historia.nationalgeographic.com.es/a/marco-antonio-romano-que-no-pudo-reinar_16077