Los coleccionistas aupaban al artista canadiense de 35 años, aunque nadie esperaba que sus exuberantes visiones de un mundo imposible fueran a multiplicar sus precios por 75 un año después de su suicidio

https://elpais.com/revista-de-verano/2020-08-15/matthew-wong-un-van-gogh-para-el-mercado-del-siglo-xxi.html