Propondría que los directores de nuestros museos estuvieran en la entrada atendiendo a los visitantes. Así sabríamos cómo empezar a trabajar para hacer que ir a uno fuera una experiencia distinta

https://elpais.com/espana/catalunya/2021-11-12/munch-o-la-envidia.html