Terminó sucumbiendo a las fuerzas rumanas y alemanas de la Segunda Guerra Mundial, pero, antes, se forjó a pulso convertirse en una de las primeras ciudades en ofrecer una resistencia férrea

https://www.larazon.es/cultura/historia/20220224/ovc7r2mzefb2tjzpcu6gzpcyiq.html