El Consejo Internacional de Museos vota en unos días una nueva definición que incluye términos como «inclusión», «transparencia» o «dignidad», pero una parte de la organización no está de acuerdo con ella