En este laberinto sin salida en que se mueve la estética, parece que todo es lícito, siempre que el impulso primordial consista en causar sorpresa o escándalo

https://elpais.com/cultura/2021-01-15/que-mas-queda-por-ver-en-el-arte.html