La mayor pandemia de la historia moderna mató a 50 millones de personas en todo el planeta entre 1918 y 1920. Sin embargo, este remoto rincón del Atlántico Sur en el que murió Bonaparte fue de los únicos en no contagiarse.

https://www.elmundo.es/viajes/el-baul/2020/03/30/5e788f03fdddfff7268b4572.html