Un pequeño vagón de tren en un bosque francés. Ese fue el bucólico fin de la mayor sangría perpetrada por la humanidad hasta entonces. En aquella sala improvisada en Compiègne Alemania reconoció su derrota ante Francia, Reino Unido y Rusia -la Triple Entente- y firmó el documento que ponía fin a la Gran Guerra.

https://www.lavanguardia.com/internacional/20181111/452801242117/primera-guerra-mundial-armisticio-mundo-roto-sangria.html