La causa que el historiador defendió hasta su muerte se revela ahora como la única posible: la solidaridad colectiva

https://elpais.com/cultura/2020/04/07/babelia/1586279071_774545.html