El centro madrileño se ha convertido en una sucursal de la Moncloa. También lo es de la Facultad de Políticas de Somosaguas. Y las dos cobran la inmortalidad reservada al gran arte

https://www.larazon.es/cultura/20211205/6nbex4cjivb7hccefykkkfraoq.html