En el siglo XV Roma no era más que una sombra de lo que había sido en la Antigüedad. Donato d’Angelo, más conocido como Bramante, llevó a la antigua capital del Imperio las innovaciones arquitectónicas del norte de Italia e inauguró una época de renacimiento para la ciudad eterna.

https://historia.nationalgeographic.com.es/a/bramante-arquitecto-renacimiento-romano_15893