El 31 de octubre de 1512, Miguel Ángel, la figura culminante del Renacimiento, desveló sus extraordinarias pinturas al fresco en la bóveda de la Capilla Sixtina.

https://historia.nationalgeographic.com.es/a/frescos-capilla-sixtina_6667